Apuntes para la salud.

La salud es el bien más importante de la vida, si la tienes, conservala; si no la tienes, lucha por ella.
En estos apuntes encontrará mucho de lo que debe saber en caso de una urgencia; pero no pretende sustituir a ningún programa oficial, ni al médico, ni al enfermero... solo ayudar a conservar la salud.

miércoles, 21 de abril de 2010

Quemaduras.

Tema núm. 05.
Quemaduras.-
Las quemaduras son lesiones de los tejidos del cuerpo, bastante frecuentes y en algunos casos incapacitantes.
Las quemaduras pueden producirse por:
Calor, sustancias químicas, electricidad, etc., cuya extensión viene determinada por el tiempo de exposición de la piel al agente y por la naturaleza de éste.

Primeros auxilios:
En primer lugar se debe alejar a la víctima del agente causal, con cuidado para no agravar la situación.
La víctima no debe alejarse corriendo, ni mantenerse de pie, ya que así aumenta la combustión e inhalará los humos producidos por ésta. Para apagar las llamas, cubrirse con ropa mojada, con máxima protección de la cara y la cabeza.
El aire más frío es el que está más cerca del suelo.
Las pequeñas quemaduras solo se tratarán con agua bien fría o con hielo dentro, ya que así se lograrán dos cosa importantes: calmar el dolor y neutralizar el efecto térmico, Así éstas no necesitan otro tratamiento.

El tratamiento inmediato de las quemaduras más graves consiste en el control del calor y del dolor con agua, asepsia cuidadosa y traslado inmediato. Las quemaduras graves pueden producir shock, cuyo tratamiento es prioritario. Acostar y tranquilizar al accidentado, levantarle las extremidades inferiores, taparlo con una sábana mojada y traslado inmediato.

Quemaduras por calor, en esta clase de quemaduras, la primera ayuda es enfriar la zona afectada con agua fría, toallas empapadas de agua y cambios casi constantes, no dejando que las toallas se calienten, si hay posibilidad de hielo, ponerlo en el agua que se está usando, (no usar el hielo sobre la piel, que suele ser doloroso, usarlo para enfriar el agua).

Como en todos los casos de quemados de cierta importancia hay que trasladar al accidentado a un centro hospitalario, si es posible trasladarle envuelto en sábanas o toallas empapadas y seguirlas mojando durante el viaje. Si hubo pérdida de piel no usar algodón, solo gasas si las hubiera. De no haberlas usar solamente las sábanas y toallas mojadas. no usar nunca pomadas, cremas u otros productos, porque las quemaduras deben llegar limpias al médico para poder ser tratadas de inmediato.

Quemaduras eléctricas. En estas lesiones el punto de contacto con la piel se quema y además pueden lesionarse tejidos subcutáneos y musculares. Si la quemadura es grave puede producir parálisis cardiaca y respiratoria, que es necesario tratar antes que las lesiones. Masaje cardíaco y respiración asistida.

Nunca intentar ayudar a un electrocutado sin antes haber cortado la corriente eléctrica y tomar las medidas de seguridad necesarias.

Quemaduras con ácidos. La gravedad de estas quemaduras viene determinada por la clase de ácido y por el tiempo de contacto de éste con la piel. El tratamiento inmediato es: lavar con abundante agua y jabón o agua y bicarbonato, de cualquier forma, agua y más agua para diluir el ácido. Luego ir al médico para que lo valore.

Quemaduras por álcali. Estas lesiones como las anteriores dependen del cáustico y del tiempo de exposición, el tratamiento es agua abundante bajo el chorro si lo hubiera y si es posible aplicar vinagre.

Quemaduras de sol y por vapor de agua. Como todas las lesiones de la piel por calor, enfriarlas, luego el médico las valorará. Siempre el primer paso es agua en abundancia en todos los casos.

Las quemaduras de sol se pueden evitar racionalizando el tiempo de exposición o con protectores de la piel.

Clasificación y descripción de las quemaduras:
La piel se compone principalmente de una capa superficial, la epidermis, con sus apéndices (glándulas sudoríparas, folículos pilosos, glándulas sebáceas) y la dermis. La piel se compone de estas dos capas y es de grosor variable, que puede ser desde 0.5mm. sobre los párpados hasta cerca de 6mm. en la planta de los pies y en la palma de las manos.

Las quemaduras se dividen en categorías según su extensión y profundidad. En quemaduras de 1º, 2º y 3er grados.

La gravedad irá en función del grado de la quemadura, profundidad y del tanto por ciento de superficie cutánea afectada.
A. Quemaduras de primer grado. Este tipo de quemaduras abarca solamente a la epidermis. Se caracteriza por eritema que aparece después de un período variable de latencia, no forma exudados ni ampollas, son blandas a la presión, producen un dolor agudo e incluso sensación de ardor, ya que están intactas las terminaciones nerviosas, existiendo hipersensibilidad cutánea al pinchazo en la zona afectada.

B. Quemaduras de segundo grado. Se distinguen dos tipos: superficiales y profundas.

Superficiales. Abarcan toda la epidermis, aproximadamente las tres cuartas partes de la dermis. Suelen producir ampollas con base enrojecida y edema intenso, que si se rompen don lugar a exudación de líquido. Son dolorosas por irritación de las fibras nerviosas no lesionadas.


Las quemaduras de segundo grado profundas afectan a toda la epidermis y la dermis hasta la capa basal, el único epitelio que queda es el correspondiente a las glándulas sudoríparas y folículos pilosos. Son frecuentes las ampollas, algunas de ellas destruidas, con placas blanquecinas siendo al tacto semiblandas, con áreas sensibles y áreas dormidas. Suelen tardar  en curar.

C. Quemaduras de tercer grado.


Abarcan todo el espesor de la piel, se extienden hasta el tejido celular subcutáneo. Son de color gris opaco, acartonadas, avasculares. Se destruyen las terminaciones nerviosas, las zonas lesionadas no son dolorosas, carecen de sensibilidad.

Las quemaduras de tercer grado curarán por segunda intención, ya que han sido destruidos todos los elementos epidérmicos y dérmicos. No curan correctamente y deben ser injertadas.


Extensión.

-- Regla de los nueve.

Es un método rápido, para estimar el porcentaje de superficie corporal quemada. La cabeza en toda su extensión equivale a un 9%, la cara anterior de tórax a un 18%, las extremidades superiores a un 9% cada una, la parte posterior del tórax a otro 18%, las extremidades a un 18% cada una y los genitales al 1%.

Edad del paciente: los niños y los individuos de la tercera edad están más dispuestos a entrar en fase crítica. En los niños, los más sensibles son los lactantes.





1 comentario:

Omar Rodz dijo...

que tiempo tarda curarse una quadura de 2do grado?